Y el premio es para…

Publicado: febrero 14, 2011 en Uncategorized
Etiquetas:

Pues para mí. Que para eso me he tragado la gala entera.

Y eso, señores, requiere paciencia y un montón de cualidades de las que carezco, así que imagínense el esfuerzo.

La gala ha empezado con un montaje de películas españolas. Montaje largo, soso y coñazo. Y, sobretodo, encantado de haberse conocido.

Después ha empeorado. No sé, puede que me esperara una gala más movidita, llena de pullas, de chistes, de tensiones y de dramas, y por eso me haya decepcionado. Pero vayamos por partes…

– La señora ministra tiene una risa tenebrosa y es, en sí, bastante maquiavélica (sorpresa!). Junto con las orejas de Karra Elejalde, es lo que más me ha llamado la atención de la gala.

– Alex de la Iglesia se va por todo lo alto. El subtexto de su discurso viene a ser “Yo me voy, pero vosotros veréis, a ver si respetáis un poquito más al público. Ala, que os den”.

– Me encanta el vestido de Elena Anaya. Una sorpresa verla vestida, por otra parte.

– Qué cantidad de actores guapos en España, y qué bien vestidos iban todos (al contrario que el año pasado, donde se vio más de un desastre) (este año, había un asesor general en cuanto a la ropa, para que ninguno se pudiera desmadrar y presentarse así)

– Yo quería que el Goya al mejor actor se lo llevara éste,

pero no me acuerdo de en qué película salía…

– Buenafuente no tiene ni puta gracia.

– El discurso de agradecimiento por el Goya honorífico a Mario Camus ha sido tan aburrido que hasta la señora ministra se ha dedicado a leer otra cosa mientras tanto.

– Me alegro de que Pa Negre se lo haya llevado todo (“todo”, obviamente). Me gusta ver que la Academia valora una película que, sinceramente, no ha visto ni dios, una película pequeñita, humilde y sin gente conocida. Y, sobretodo, me gusta que pasen por alto que esté rodada en catalán, y se fijen en lo realmente importante, que es su calidad.

En resumen, y por dar una opinión y relacionarla a su vez con la ley señoraministra Sinde… La gala de los Goya debería ser (aunque espero que no lo sea, sinceramente) la representación del cine español, y ha sido, como todos los años, una tortura. En vez de tanta ley señoraministra Sinde, deberían empezar por atraer al público a los cines, por respetarlo, y, en definitiva, por dejar de mirarse tanto el ombligo. Pero de la ley Sinde en profundidad ya hablaremos otro día.

Respecto a los Goya, es una pena que el señor de la Iglesia (Alex, no el Papa) abandone la dirección de la Academia, porque es el que está dándose cuenta de que sin el público, ninguno de ellos existiría, por muy buenos que fueran.

PD: me parece un poco triste semejante ovación a Javier Bardem por haber venido de EEUU. No sé, es como si el resto fueran los marginados y se alegraran de que el guay jugara con ellos un poquito…

Esther Williams/ Sta. Pepis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s